Los detectores de presencia y lumínicos baratos nos permiten hacer un uso eficiente de la iluminación LED. Gracias a los sensores de movimiento la luz sólo se enciende cuando el aparato detecta movimiento o presencia dentro de su ángulo de alcance, apagándose de forma automática tras un periodo que puede ser configurado por el usuario.

Este tipo de detectores y sensores de movimiento baratos tienen diversas aplicaciones. Son muy útiles en zonas de paso como por ejemplo parkings, pasillos, baños públicos, jardines y terrazas, donde gracias a un sensor de movimiento se puede ahorrar notablemente en el consumo de electricidad.

Entre los sensores que encontrarás en Ledovet también disponemos de sensores de luz crepuscular, cuya función es detectar el exceso o la falta de iluminación, activando o desactivando las luminarias según sea necesario.

Mostrando todos los resultados (9)